¿Saltamos?

No sé quién eres. Es complicado hablar con alguien que no conoces. Quizá ni si quiera estás ahí, quizá sólo existes en mi cabeza. Te he imaginado de muchas formas, con diferentes nombres, diferentes circunstancias. Perdona que no me presente, olvidé mis modales una tarde otoño, quizá ya es demasiado tarde. Ambos estamos aquí por el mismo motivo.

Sabes de lo que te hablo,
siempre ha sido más fácil un me voy
que un me quedo.

Hemos estado en camas desechas
en habitaciones cerradas que
dejan demasiadas preguntas abiertas.

Y da la puta casualidad que cuando tiendes a quedarte,
tienden a irse.
Y entonces acudes a que te sequen las lágrimas,
pero hay heridas
que no dejan de llorar.
Y aquí estamos, tú y yo,
ebrios de palabras
que nos dejarán un dolor de cabeza
en el pecho.

Quiero hablar con alguien que no me entienda, que sepa oírme,
y me responda a un qué hacemos
con un simple abrazo
que rompa el paracaídas.

Anuncios

3 comentarios sobre “¿Saltamos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s