Escondite

Que te digan que te vas a caer es otra forma más de saber que todo va bien. Si no nos gustara jugar no estaríamos aquí, hemos sido tantas veces ilusión como juguete roto. Debajo de la sabana la cama es más pequeña y no me apetece contarte lo que ha sucedido fuera de ella. Pero te he visto ser polvo cuando querías ser estrella, y mi arcoiris favorito es cuando lloras hasta reír. Estoy tan cerca que puedo cantar la canción que escondes en tus ojeras, pero quisiera saber cómo hacer que tus ojos sigan brillando. ¿Sabes? tienes las uñas más afiladas que las flechas de Cupido, en tus venas corren promesas incumplidas, en tu piel hay secretos que revelar y un perfume que me recuerda a un lugar en el que ni siquiera he estado pero en el que quiero vivir un rato muy largo. Sé que aquí cada vez va faltando más espacio y van sobrando las palabras. Así que si vamos a mirar hacia otro lado cuando confundamos las lagrimas con el sudor, empezemos hoy. A veces las agujas del reloj corren tan rápido como la arena entre tus dedos en la última noche de agosto. Sé que las noches que dan vida se hacen de día muy deprisa, por eso no me gusta jugar con el tiempo. Y no sé muy bien qué quiero decirte, ni a dónde quiero llegar. Te estoy gritando sin abrir la boca que mi futuro está en tus pestañas. Pero si has venido a jugar, sabiendo que te vas a caer, no necesito decirte quédate.

Anuncios

3 comentarios sobre “Escondite

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s