Ella

Tratar de reparar el pasado es como un viaje en el tiempo con la sombra del efecto mariposa tras tu espalda. Quizá, después de derribar los mismos muros, aprendes que todo lo que queda atrás sirve para contar y no para regresar.

Ella era, y digo era, porque me han convencido de que nunca será, quien podía convertir un día gris en un día azul. A quien se recurre cuando los latidos van demasiado despacio. Quien acudía si en tus ojos se asomaba la tristeza, para borrarla de un plumazo y dibujarte su risa en tus labios. Sus besos me abrazaban con el mismo calor que lo hacía su corazón. Ella estaba ahí. Siempre. Y eso, simplemente, es lo peor, y digo peor, porque ella ya nunca estará. Mi mundo gira al ritmo del recuerdo de sus pies en mi cama al compás de aquella canción.

“Hace tiempo que no siento una punzada, hace tiempo que me estrello a tu salud.”

Ella era un marcapasos que logró reventar un abatido bombeo, un latir apagado. Las personas que han sido tan importantes lo siguen siendo aun cuando ya no estan.
Es por eso que, me falta valor para decirle a esos ojos, que me hicieron perder el norte, que sigo naufragando en su sonrisa. Que no encuentro a nadie que me haga soñar tanto ni tan lejos como lo hizo ella. No se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo. Yo sólo soy el que va a quererla más escribiéndole un grito en silencio, palabra tras palabra.

Anuncios

2 comentarios sobre “Ella

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s