Perdidos

Todo lo que perdimos. Ni tú ni yo supimos decir adiós. Supongo que cuando alguien se queda algo de ti para siempre nunca acabas de despedirte. Nosotros aprendimos a querer huyendo, sin pausa. Pero yo por ti quería parar el mundo, mirarte sin prisa y darle cuerda sólo a tus labios. Robarte cada uno de los secretos que te habían llevado hasta aquí, esos que hiceron lluvia en tus ojos. Lo conseguí, nos conseguimos. Y ya siempre fue primavera entre las sábanas, y ya nunca hizo frío en el pecho. Hasta que un día, dudamos en poder avanzar de la mano. Y nos soltamos para perdernos como estaba escrito antes de conocernos. Podría ir a todos los lugares que nunca visitaremos, a escribir lo que nunca leíste, para callar a besos los problemas que nunca tuvimos. Podría contarte que cuando notas que te pueden romper, hay que unirse y no tener miedo. Que la vida se acorta cuando te echo de menos. Podría esperarte en todas las esquinas que fueron casa, en todos los rincones que hicimos magia. Podríamos haber apostado por nosotros y no confiar que la suerte nos dejara vivir esta historia con diferentes nombres.
Cada latido es sin sentido si no me lleva hasta tus brazos. Nos encontramos en la huída, nos quisimos sin pausa, nos quedamos con todo lo que perdimos.

Anuncios

2 comentarios sobre “Perdidos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s