Acercándote

Me he vuelto previsible por culpa de alguien inevitable. Es fácil saber qué va a pasar a continuación. Verás, yo te explicaré cómo un ángel me ofreció las alas, me enseñó a volar y me dejó caer. Y te dibujaré su mirada en tus ojos, para que comprendas que su parpadeo tenía más magia que su boca. Aunque yo me quedé sin nada que decir justo después de imaginarme el roce de sus labios en mi cuello. Te describiré cómo suena el golpe de la caída por querer entrar en su pecho de acero inalcanzable. Te contaré que grandes son las huellas de quien no puedes seguir. Jugamos a darnos las manos hasta abrazarnos por dentro, y eso nos une por mucha distancia, sentida, que nos separa. Te confesaré que escondí mis miedos para tenerla en mi pecho, y ahora su sombra aparece en todos los lugares que nos vieron nacer y querer. Perdóname por empujarte a recordar cómo brillan las ausencias aunque el tiempo haya apagado las luces. Pero todo esto era tan evitable como los comienzos que van a acabar entre lágrimas con el último beso, con abrazos en el último adiós.
Hay historias que se resumen en una palabra, y otras son ésas que, aunque te da vértigo sentir, no te dejan parar de escribir.
Me he vuelto previsible y sabes desde antes que empezaras a leer, que sólo quería escribir Vuelve.

Anuncios

3 comentarios sobre “Acercándote

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s