A ti.

A ti, que te perdiste en el camino por enamorarte de la piedra que te hizo perder la cabeza. A ti, que encontraste la mirada que te descubrió un mundo que nunca habían visto tus ojos. A ti, que no te quedaban motivos para creer si no te los daban sus labios. A ti, que abrazaste al cactus más tierno de la forma más bonita. A ti, que volverías a dejarte llevar con todas tus ganas. A ti, que has hecho vida de la herida y sonrisa de un adiós. A ti, que nunca habías sentido igual hasta que la viste marchar. Somos aquello por lo que vale echar la vista atrás. Incluído todos los instantes que no queremos recordar. Y hoy, que tengo en la memoria una herida que no deja de escribir, me he acordado de ti. Tú, que estás al otro lado, leyendo como diferentes manos nos dejaron igual la boca. Qué frágil es el destino cuando la suerte pende de un hilo. Qué triste es el final cuando no quieres que nada termine. Pero, permíteme que te siga contando cómo he llegado hasta aquí. Y que me cuentes aquello que no te deja seguir. Así que hoy, va por ti, por todas las palabras que nunca llegaste a escuchar. Por las lágrimas que no te dejaron saborear las despedidas. Por todas y cada una de las caricias que nunca llegaste a besar.

Anuncios

3 comentarios sobre “A ti.

  1. Un guijarro que me retrasa, un ancla que no me deja derrotar, un hierro que no me deja moverme. Una neurona malnacida que no me deja recordar. Al final yazgo en mis recuerdos sin avanzar.
    Pero vayamos adelante a pesar de todo: ¡Feliz 2017!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s