Disparo

Me he quedado sin balas por susurrarte a gritos en cada esquina de mi cabeza. Yo que te he visto caer, te quise incluso cuando sabía que nos ibamos a romper. Pero decidimos ir a la guerra a jugar a cara o cruz y nos salió cañón. Puede que le hayamos rendido homenaje a Platón y sus ideas, pero eso no nos convierte en vencidos. A día de hoy, después de haber sido barco hundido, sigo con ganas de navegar en tus latidos. Eres mi pasado favorito. El recuerdo que cuenta las historias que se escriben en los libros. Yo he visto más allá de tus ojos, pero siempre preferiré quedarme en ellos. Como el que baila ya sin música mientras amanece, soy el que canta en los acordes que sacudiste. Anclado en la bahía de las miradas perdidas, sigo en pie de guerra por tu bandera blanca. Y es que en todos los finales hay algo inexplicables, y yo aún no entiendo porque te sigo queriendo. Pero sonrío aunque duela, aunque me haga temblar por dentro y despierten mis miedos. Y es que si prestas atención, hasta en los silencios se puede escuchar lo que alguien calla. Yo siento en silencio todo lo que mis dedos deslizan. He aprendido que no se puede luchar contra lo que se siente. La pregunta ya no es con qué disparas cuando está enamorado, sino: ¿a quién de los dos?.

Anuncios

6 comentarios sobre “Disparo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s