Si pudiera elegir

Me gustaría recordarte como un momento feliz. Elegir sólo una de esas veces que tu sonrisa detuvo mi mundo. Guardarlo en la cartera y darle alas al pasado cada vez que llega algo nuevo a mi vida. Pero uno no elige, sólo siente. Eres mi escalofrío favorito, de mi vertigo a oscuras, de la resaca por todos los besos que no llegaron. Me he echo amigo de los monstruos que se esconden debajo de mi cama y aparecen cada vez que escuchan lágrimas. Nunca he sabido leer mapas, y el tesoro de tus ojos escondía algún que otro secreto. Cómo iba a saber yo que cuanto más te desarmaba más daño ibas a hacerme. Te he querido de tantas formas que incluso hoy puedo hacerlo en presente. Y ya no sé qué me duele más, si estar sin ti o quererte así. Quizá el problema no es querer huir, sino entender que como mi sombra, nunca estarás cuando me dé la vuelta. Leyendo el libro que he escrito en mi pecho, me he dado cuenta que he perdido en todos los finales. Que he construido siempre demasiado bonito encima de un acantilado. Aunque no conozco otra forma de querer, y tampoco la quiero. Me quedo con mis montañas rusas en cualquier parte de este mundo de sonrisas escondidas, de besos prohibidos y de caricias que despiertan cualquier silencio.
Si me dieran a elegir, me quedaría con tus abrazos aun sabiendo que se convertirían en puñales.

Pd: A ti, nunca olvides que no siempre somos los buenos.

Anuncios

3 comentarios sobre “Si pudiera elegir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s