Tiempo en el error

Fui de los que se equivocan al pensar que debemos buscar en la otra persona la perfección de nuestras carencias. Porque cuantas más tenemos, más exigimos. Y eso que es tan injusto, lo podríamos solucionar simplemente queriéndonos un poco más. Es tan fácil enamorarse, como lo es hacerlo mal. Con el egoísmo por bandera. Querer en este tiempo donde la sinceridad huye de la mano de la confianza es complicado. Pero que nos quieran para querernos es peor. Es como si el enfermo le da las pastillas al del al lado. Esto es algo más complejo que contratar a un payaso para que te alegre la fiesta. Vivimos demasiado en el presente sin sentirlo. Ya ni esperamos a que la arena se nos escape entre los dedos. No queda tiempo para ir más allá de alguien. Nos quedamos en la cubierta de algún libro que podría dejarnos sin palabras. Porque hubo uno, que inventó historias para jugar con nosotros. Nos quedan demasiados besos en los labios como para estar pensando que cuando arriesgas puedes perder, sólo cuando dejas de hacerlo es cuando estas perdiendo.
Al final, se trata de convertir todo lo malo en algo bueno. Como que sea un golpe de suerte estar en sus brazos cuando tienes un ataque de risa.

Anuncios

6 comentarios sobre “Tiempo en el error

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s