En la ficticia realidad

En realidad, si lo piensas fríamente, se vive mejor así. Pero debes pensarlo a la temperatura de los corazones vacíos. Sólo así te convences. El problema es que nosotros estamos abocados al infierno. Y no para un mejor bronceado. En realidad, todas las discusiones se podrían haber terminado diciendo lo que quería escuchar el otro. Te quiero. Esas dos palabaras que se dicen tanto ahora. Parece que esta de moda quererse. Y nosotros jugando al escóndite. En realidad, me gustaría sentir un escalofrío cada vez que piensas en mí. No es que sea masoca, es simplemente por sentir. Por sentirte. Que el frío nos esta impidiendo jugar. En realidad, lo bueno de dejarnos es que vuelves para preguntarme cómo se está aquí. Y yo que me enamoré de tu sonrisa, me rio cuando la veo y te crees que todo va bien. Y entonces nos despedimos. Cómo si creernos que estamos bien fuese suficiente para nosotros. Pero decidimos no dormir en las nubes para vivir en el suelo. En realidad, yo que siempre te dije que había un lugar para nosotros, no sabía que en ese lugar no íbamos a estar juntos. En realidad, te quiero, sin más.

Anuncios

3 comentarios sobre “En la ficticia realidad

  1. El amor, los electros y vivir, no suelen llevarse bien con las líneas rectas. Hay que elevarse, caer en picado y volver a remontar. Es triste diluir la pasión en el asfalto y a pie plano. Me ha gustado mucho el texto, y creo que lo más lógico es decirlo. Gracias.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s