Podría ser

Podría ser que las casualidades no existiesen. Y que las miradas se cruzasen por deseo. Podría ser que los besos que llegan después del alcohol curen mejor las heridas. Podría ser que las manos hiciesen sentir. Pero yo hablo del sentir de una caricia en diciembre. De una guerra de mariposas en el estómago. Podría ser que los suspiros fueran de rendición. De una inevitable. De esas que la notas y no la ves venir. Como esperar en primera línea de playa después del terremoto. Podría ser que vivir por su pecho sea morir para el tuyo. Podría ser que no puedas rechazar el abrazo de su sonrisa. Podría ser que no te des cuenta. Que el tiempo haya pasado. Y te encuentres encarcelado en su castillo. Podría ser que las cadenas del amor sean frágiles cuando llega el frío. Podría ser que su despedida fuese más triste que un medio beso. Y si dejará de utilizar el condicional. Estaría contando una mirada. Que da a un beso. Con la sensación del vértigo por sus ojos. Que pone del revés mi estómago. Y hace latir más rápido al del pecho. Más fuerte, como las cadenas que unen a Romeo con el imposible. Más triste, que una verdad escondida. Escribir es otra forma más de quererla. De las muchas que tengo. Y todas, sin querer.

Anuncios

5 comentarios sobre “Podría ser

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s