El principio del final

Se me han acabado todos los principios bonitos en los que hablaba de ti. Se han perdido todos los finales en los que era feliz. Hoy me levanté buscando tu sonrisa. Y al cuarto parpadeo, comprendí que ya no estabas. Los rayos de sol golpean más fuerte ahora. El lápiz con el que dibujabas nuestros sueños sigue esperando que regreses a por él. Nunca desayuné frío hasta que lo hice en silencio. Y es cuando más escuchas. Mi cuerpo me recordó que tres cuartas parte de mí son agua. El resto eres sólo tú, y mis lágrimas van igualando ese seco porcentaje. El verbo olvidar no existe cuando se trata de ti. Estas por encima de los recuerdos. Eres y serás la piedra más preciosa, del camino, con la que tropezaría para enamorarme una y otra vez. Camino que no volveré a andar y al que siempre querré volver. Tus besos son la prueba de una batalla que gané y mis heridas de la guerra que perdí. Tengo en un cajón todas las palabras que no te diré. También tengo unos besos que buscan tus labios. Y sonrisas que buscan tus abrazos.
Mi espejo ha dejado de reflejarme. La luz parpadea. El fuego hiela. El reloj marca a deshoras. Yo quería esconderme mientras se derrumbaba todo ahí fuera. Pero se está derrumbando todo aquí adentro por no estar ahí afuera. Se me han acabado todos los finales bonitos en los que hablaba de ti. Se han perdido todos los principios en los que era feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s